Ir al contenido (saltar navegación)

¿Qué es?

¡Acepta el reto! es un almacén y juez en línea de problemas de programación en español que acepta soluciones en C, C++ y Java.

No es un mero listado de problemas, sino mucho más. ¡Es un corrector automático!

Si quieres poner a prueba tu habilidad programando y compararla con la de otros, ¡éste es tu sitio!

¿Por dónde empiezo?

Lo primero que querrás hacer será leer algunos de los múltiples problemas disponibles. Si no sabes por cuál empezar, puedes recorrer las diferentes categorías o mirar el problema de la semana que te proponemos abajo.

Si te llama la atención algún problema, crees que eres capaz de resolverlo y quieres intentarlo, regístrate. ¡Es fácil, rápido y no te enviaremos spam! Con tu cuenta, podrás enviar tus soluciones y compararlas con las de otros usuarios.

¿Aceptas el reto?

Problema de la semana

La digestión de las serpientes

Por todos es sabido que las serpientes son animales de "sangre fría", que significa que no son capaces de regular su temperatura corporal y que por tanto dependen de la temperatura ambiental para sobrevivir.

Para incrementar su temperatura interna suelen tomar el sol en rocas u otros tipos de suelos que transmitan bien el calor. De esta forma consiguen subir su temperatura en un corto espacio de tiempo y pueden volver a lugares seguros donde son menos visibles.

Aunque son capaces de sobrevivir con temperaturas bajas, en ciertos momentos les resulta imprescindible mantener una temperatura corporal elevada. Uno de esos momentos es durante la caza: la temperatura elevada les proporciona la energía necesaria para la actividad. Otro momento importante es inmediatamente después, durante la digestión. En caso de que sus cuerpos sufrieran un enfriamiento, la presa engullida podría pudrirse y terminar matándolas "desde dentro".

Debido a esto, las serpientes deben planificar muy bien cuándo salir de caza. Necesitan buscar el momento del día en el que la temperatura ambiente se mantiene por encima de un umbral por más tiempo; eso les garantiza que tendrán tiempo suficiente para calentarse, buscar la presa, cazarla y digerirla.

Como miembros del equipo de apoyo de los biólogos australianos que estudian la fauna local, debemos comprobar si las serpientes escogen el momento de caza de forma óptima o no. Nuestra primera tarea es analizar la secuencia de temperatura ambiente de un día y encontrar la duración del periodo más largo en la que esa temperatura se mantiene lo suficientemente elevada. Eso sí, las serpientes tienen cierta tolerancia y admiten pequeños intervalos de tiempo con temperaturas por debajo del umbral deseado.